January 17, 2022

OCTUBRE, MES MORADO Y COVID  EN LIMA

Sr. de los Milagros
Bellísima vela completamente tallada que fue obsequiada al papa Francisco.
Por Elena Honores*

Nuestra querida Lima es tan peculiar, pero a la vez tan admirada, por su clima benigno, por su gente receptiva, educada, por toda su historia y tradición, ¿Seguirá  Lima siendo “jaranera”, criolla y sandunguera, después de está traumática pandemia?…Tal vez si  el tiempo… mucho tiempo… lo dirá…

Y precisamente, Lima llora hoy, por su   amado cristo Moreno”  que este infeliz  virus, enemigo invisible, le está quitando a los peruanos y especialmente a los limeños la más arraigada de sus tradiciones religiosas… las visitas a la Iglesia del convento de las Nazarenas, y sus multitudinarias procesiones. 

Sin  duda el “mes morado” del Sr. de los Milagros está en el alma viva de más 80 % de los peruanos… Nuestro Cristo Moreno

Ciertamente su crisol de razas como toda nuestra América morena,   con sus modernos edificios sus enormes y modernos centros comerciales le da ese   ambiente cosmopolita en sus barrios residenciales, empero, conserva todo su encanto colonial en su centro histórico. Si bien ese moderno desarrollo,  de grandes e interminables Av. como la Javier Prado  o la Av. Aviación, sus “bypass”  y la tradicional Av. Arequipa por ejemplo, Lima es una ciudad  conservadora y de grandes manifestaciones religiosas

Octubre en Lima siempre ha sido un mes privilegiado, no solamente porque  las calles se ven inundadas de color morado como consecuencia de la fe por  el Señor de los Milagros. Lima en octubre no sólo se llena de aromas de jazmines,  si, en algunas casas en barrios residenciales  todavía existen, además el  olor a miel de frutas, ingrediente principal del delicioso turrón de “Doña Pepa”, es insustituible…

El Sr. de los Milagros sale en procesión 4 veces en el mes de octubre/ Foto Turistamagazine

 “La Feria  taurina del Señor de los Milagros” también identificaba a nuestra Lima en Octubre con sus  tradicionales corridas de toros en la plaza de Acho, donde acudían famosos toreros con el fin, que su mejor faena sea premiada con el deseado galardón el “Escapulario de oro o plata Señor de los Milagros”…  Sin embargo este año a través de un comunicado, la empresa “Casa Toreros” informó que la edición 2021 de la feria del Señor de los Milagros fue cancelada debido a la pandemia del Covid-19. “Después de explorar todas las vías posibles, de intentar por todos los medios con las autoridades correspondientes, además de hablar con las principales figuras del toreo (…) fue imposible debido a la reducción del aforo impuesto y los altos costos que conlleva la apertura de la plaza de toros”, señala el pronunciamiento.

No somos afectos a la tauromaquia… sin embargo  el valor cultural e histórico de un país son sus señas de identidad, y es nuestra obligación conservarlas…

Plaza de Acho en épocas mejores.

 Les recuerdo queridos lectores y amigos, que su construcción data del   30 de enero de 1766, durante el gobierno colonial del virrey Manuel de Amat y Junyent -que ha trascendido  en la historia más por enamorarse de Micaela Villegas “la Perricholi, término bien despectivo por cierto… que por sus grandes obras –   Y en octubre  la monumental plaza de Acho se llenaba de  gritos y “oles” cada tarde de domingo, y la imaginación vuela hacia  reminiscencias de siglos atrás, cuando existía toda una parafernalia de moda y estatus para asistir a estas famosas corridas de toros, y aún  a pesar de haber sido remodelada,  en 1945  por el  Ing. Francisco Graña Garland, cuando se camina por sus antiguos pasillos se podría pensar que estamos en aquellas épocas coloniales, y   que podríamos encontrarnos con una dama limeñas de mantilla y peineta española.

Retomado nuestro titular, el Sr. de los Milagros  salía en procesión 4 veces en el mes de octubre, y es cierto que   ya generaba una corriente turística, pequeña aún pero si llegaban extranjeros especialmente por el milagroso Cristo Moreno.

Esa es nuestra Lima señoresaún “pacata” y conservadora con  su encanto  Virreinal  que conserva su señorío y sus balcones coloniales,  no obstante  como ciudad  moderna  llena de vida, impresionantes edificios y centros comerciales, se disfruta ese contraste y  los recibirá porque no,  con su encanto y deliciosa gastronomía…cuando toda esta pesadilla pase o nos acostumbremos a convivir con ella.

Delicioso y tradicional Turrón de “Doña Pepa”

 No hay duda   el “mes morado” del Sr. de los Milagros está arraigado en el alma  de un porcentaje muy alto de los peruanos… ¡Nuestro milagroso  Cristo Moreno!…Toda una historia y tradición peruana…

La Fe y la Esperanza nos mantiene…

*Magister en Turismo
*Comunicadora Social
Deje un comentario


seven + = 15