January 17, 2022

J’ACCUSE

En esta oportunidad nuestra gentil colaboradora nos regala un trozo de la historia sobre la libertad de prensa la ética y la democracia que está en peligro en muchas partes del mundo… Y nos hace reflexionar que no todo tiempo pasado fue mejor… Una clase de historia tan actual como la propia vida…

Por Josefina Haydée Argüello *

En 1899, el gobierno del presidente Emile Loubet indultó al judío alsaciano, militar francés, Alfred Dreyfus después de haber estado cuatro años en la prisión Isla del Diablo en condiciones inhumanas.

Dreyfus aceptó el indulto a pesar de ser inocente de los cargos de espionaje y traición.

En 1896, con la ayuda del periodista Bernard Lazare y del coronel George Picquart jefe de contrainteligencia, se había comprobado que el verdadero traidor había sido el mayor Ferdinand Walsin Esterházy.

El presidente del consejo, Waldeck-Rousseau proclamó una ley de amnistía para todos los implicados en las resoluciones dadas a Dreyfus y fueron absueltos de crímenes de estado.

El escritor Émile Zola (1840-1902) en la carta titulada: J’Accuse publicada en el diario L’Aurore, enviada al presidente de Francia Félix Faure en 1898, dijo:

“Cuando la verdad está bajo tierra, se recoge allí, toma una fuerza tal explosión, que el día que se rompe, hace que todo salte con ella”.

En esta carta que fue el detonante que reabrió el Caso Dreyfus, Zola, hace una acusación pública a varios generales del ejército, al teniente coronel Paty de Clam, al primer y segundo Consejo de Guerra, a los escritores expertos que realizaron informes falsos y fraudulentos implicados en la resolución de la acusación.

Fue hasta en 1906 que la inocencia de Dreyfus fue reconocida por la Corte de Casación anulando su juicio.

Las consecuencias de este caso fueron de gran impacto en la vida francesa. Ellas abarcaron lo político, militar, religioso y social, creándose la liga francesa para la defensa de los derechos del hombre, ciudadanos, la vida jurídica, los medios de comunicación, diplomáticos y culturales. Tuvo además un impacto internacional importante, como fue la creación del Sionismo, organizado por Theodore Herzl e impulsado a fundar la organización Sionista mundial en 1897.

A Zola por decir la verdad, se le acusó de difamación, le embargaron sus bienes le multaron y condenaron a un año de cárcel. Se vio obligado exiliarse en Londres.

Al escritor francés, le mueve el coraje y determinación por la verdad. Verdad que clamaba desde el fondo de su alma. Solamente deseaba que la luz se hiciera. No quería que Francia cargara con una mancha la cual quedaría para la posterioridad. No lo movió ni el odio ni el rencor solo el amor a sus conciudadanos, a su país y a la humanidad. No podía permitirse dormir tranquilo en el seno de su familia, ocultando el crimen de condenar a un inocente. Igual que lo han hecho y hacen los periodistas nicaragüenses de hoy, que han sido encarcelados y privados de libertad, han arriesgado y perdido la vida en aras de la justicia. Periodistas heroicos que han sido expropiados de sus bienes, materiales de trabajo, enfrentando hostigamientos, amenazas físicas y legales.

La verdad tan temida, aflorará y reventará como un volcán desde las extrañas de la tierra.

Verdad que no podrán acallar los gobiernos autoritarios y corruptos.

Por eso los periodistas: Lucía Pineda y Miguel Mora fueron reconocidos internacionalmente con el Premio Internacional a la Libertad de Prensa 2019, cuya entrega será el 21 de noviembre en la ciudad de Nueva York, EU.

 El Premio Internacional a la libertad de Prensa 2019, además de otorgárseles a los nicaragüenses Mora y a Pineda también se les entregara a tres periodistas más: a la brasileña Patrícia Campos Mello, a la hindú Neha Dixit y a Maxence Melo Mubyazi de Tanzania. El pakistaní Zaffar Abbas, director del periódico Dawn se le honrara con el Premio Gwen Ifill de la Libertad de Prensa. Premios más que merecidos.

El adjudicado a Lucia Pineda, premio internacional Coraje en Periodismo 2019, será entregado en octubre.  Pineda dedicó su premio a Dios por haber protegido a los periodistas 100% noticias en las coberturas realizadas durante las protestas 2018 en Nicaragua. Tanto la periodista Pineda como el periodista Mora pasaron seis meses encarcelados en las cárceles nicaragüenses, El Chipote y La Esperanza. Junto a ella fueron reconocidas las ucranianas Anna Babinets y Nastya Stanko; la sudanesa Anna Numiriano y la ingleasa Lis Sly.

A pesar que la prensa independiente está cada día más amenazada, la democracia y perseverancia prevalecerán. Se denunciarán todos los actos de injusticia cometidos y, como el crimen cometido contra Dreyfus, saldrán a la luz pública y no quedarán impunes.

 La historia al final del día, aún con autos indultos, señalará y acusará a los verdaderos culpables.

*Máster en literatura española

Deje un comentario


three + 9 =